¿Quiénes somos?

En Brotes del Genil queremos hacernos partícipes de tu alimentación. Tú debes ser quien controla tus hábitos alimentarios, fuera de las grandes corporaciones que solo buscan aumentar su capital a costa de cualquier mecanismo, sea ético o no.

Nuestra asociación sin ánimo de lucro te presta una alternativa agroecológica al comercio convencional: potenciar tu propia soberanía alimentaria colocando en tu mesa productos ecológicos de gran calidad nutricional y sensorial. Además, a través de Brotes del Genil, estarás contribuyendo al comercio local de Granada, al impulso de las labores agrícolas en nuestra querida Vega, a luchar por un salario justo para los agricultores y agricultoras, y a mejorar el entorno medioambiental y paisajístico de nuestro territorio.

PROYECTO ECOLÓGICO

Hacemos nuestra labor con valores medioambientalmente sostenibles. Con técnicas tradicionales, heredadas de nuestra historia. No usamos ningún producto de síntesis química artificiales.

Así mismo, producimos y recogemos nuestras propias semillas, de manera estacional, somos quienes estercolamos la tierra con los residuos orgánicos que generamos y elaboramos los  insecticidas, fertilizantes, fungicidas de manera natural que aplicamos en nuestra huerta.

PROYECTO LOCAL

 

Practicamos una agricultura centrada en nuestro territorio y a pequeña escala, conscientes del valor patrimonial y natural que posee nuestra Vega.

Nuestra agricultura biológica es autónoma de las transnacionales que convencionalmente suministra al agricultor de semilllas, abonos, fitosanitiarios,  comercializadores…, beneficiándose del sudor del agricultor y desposeyéndolo  de la mayor parte del beneficio. 

Pretendemos abastecer con los frutos de nuestra huerta  a la población más cercana. Renunciamos a la exportación de los frutos como forma de contribuir a la eliminación de la huella de carbono.

PROYECTO SOCIAL

 

Somos un equipo de personas voluntarias, paradas, inmigrantes…, que buscamos formar parte de un proyecto común y responsable. Colaboramos con la Fundación Escuela de Solidaridad (FES), entidad social que aloja, alimenta y forma ocupacionalmente  a personas migrantes y nacionales con dificultades de integración sociolaboral.

Potenciamos las relaciones de colaboración y confianza entre agricultores, agricultoras y consumidores, creando una comunidad que cohesione a nuestra pequeña sociedad.

Estamos comprometidos con la educación y formación, en materia social y agrícola.

Renunciamos a especular con los alimentos que cultivamos. La alimentación sana es un derecho. Por ello, pretendemos que  nuestros frutos sean asequibles  a todas las capas socioeconómicas.  Mantenemos el precio fijo durante todo el año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies